Tres piezas cuadradas de acero laminadas en caliente

¿Qué son los laminados de acero?

Ayuda a más personas a encontrar información de utilidad para sus proyectos
¡Comparte este blog!

Los laminados son materiales fabricados con base en el acero puro y son un pilar fundamental en la construcción y manufacturación de una amplia gama de productos, pues se trata de uno de los procesos más importantes en la producción de acero a nivel mundial, por ello, el papel que juegan es crucial en la formación y mejora de las propiedades del metal. ¡Sigue leyendo este artículo, pues hoy te contaremos todo lo que necesitas saber sobre ellos!

¿Cómo se hace el acero laminado?

Para obtener un laminado de acero con un grosor notablemente reducido, se utilizan rodillos que giran en direcciones opuestas; su papel es crucial, pues permiten que la pieza de metal, ubicada entre ellos, experimente una disminución en su tamaño. Esto los convierte en instrumentos especialmente adecuados para llevar a cabo con precisión este proceso, permitiendo que el material adquiera la forma deseada para una variedad de productos, tales como perfiles, placas o láminas.

Hay que agregar, que este procedimiento en general puede variar según el tipo de acero laminado que se esté produciendo y las aplicaciones previstas, por lo que llega a repetirse algunas veces para obtener las dimensiones y propiedades mecánicas específicas requeridas.

Tal vez te interese leer: ¿Qué es el acero dulce y cómo se usa en construcción?

¿Cuáles son los tipos de laminados de acero? 

Existen diversos laminados, y cada uno de ellos está influenciado por varios factores como las temperaturas de trabajo y la clase de producto deseado; un ejemplo es el laminado plano, usado para fabricar planchas o láminas. De manera similar, se puede trabajar en perfiles y darle forma a materiales como barras redondas o cuadradas; no obstante, entre las opciones más frecuentes y empleadas destacan el caliente y el frío. A continuación, te detallamos más aspectos sobre estas dos variantes.

Pieza plana de acero laminada en caliente

Laminados de acero en caliente

El laminado en caliente implica el paso del acero entre varios rodillos expuestos a temperaturas elevadas. Este proceso genera un producto con mejoras significativas en sus propiedades mecánicas, tales como una resistencia y ductilidad superiores. A lo largo del proceso, se puede modificar la estructura cristalina del metal, lo que contribuye a optimizar sus características de deformación y resistencia.

Rollo de acero laminado en frío

Laminado en frío

En contraste, los laminados en frío se manipulan a temperaturas ambiente o ligeramente superiores; su objetivo es fabricar láminas de acero más delgadas y con una superficie mucho más suave. Este método se caracteriza por su precisión en cuanto al grosor y las tolerancias dimensionales del material; además, tiene la capacidad de reducir el espesor del material, transformándolo en una lámina uniforme con propiedades elásticas destacadas y una resistencia a la tracción de alta calidad.

Tal vez te interese leer: Precio del Acero en México: ¿por qué sigue subiendo?

Aplicaciones de los laminados

Los laminados de acero se utilizan en una variedad de tareas debido a su versatilidad, resistencia y otras propiedades. Algunas de las más comunes incluyen la industria de la construcción, donde se emplean para el levantamiento de estructuras, edificios y puentes; asimismo, también permiten diseñar y formar vigas, columnas, perfiles y otros componentes estructurales esenciales. Sin embargo, también tienen presencia en diferentes campos como por ejemplo: 

Industria automotriz: la resistencia y ligereza del acero laminado son atributos valiosos, pues son fundamentales al momento de crear elementos como carrocerías, chasis, paneles y otras piezas estructurales. 

Industria energética: se emplea en la construcción de torres para aerogeneradores, estructuras destinadas a plantas de energía y en la fabricación de componentes para la extracción de petróleo y gas.

Maquinaria: es útil en la manufacturación de maquinaria industrial debido a su resistencia y capacidad para soportar cargas pesadas. Además, su facilidad de conformado permite la creación de componentes específicos para diferentes proyectos.

Electrodomésticos: refrigeradores, lavadoras e incluso secadoras, utilizan componentes diseñados con laminados debido a su resistencia y durabilidad.

Envases metálicos: también se ocupan en la fabricación de latas y recipientes metálicos para alimentos y bebidas, aprovechando su resistencia y capacidad para proteger el contenido en su interior. 

Estos son solo algunos de los diferentes empleos que tiene el acero laminado, cada uno de ellos demuestra su importancia en una variedad de industrias debido a sus propiedades físicas y mecánicas favorables.

Diversos productos laminados de acero

Tal vez te interese leer: Densidad del Acero ¿Qué es y para qué sirve? 

Beneficios de los laminados de acero

Los laminados mencionados anteriormente presentan una serie de beneficios que los posicionan como opciones populares en la industria siderúrgica. A continuación, te explicamos los más significativos que pueden proporcionarte: 

Resistencia y durabilidad: el acero laminado es conocido por su resistencia y durabilidad, pues tiene la capacidad de soportar cargas pesadas y tolerar la deformación.

Versatilidad: los laminados son muy versátiles, ya que pueden tomar diversas formas y tamaños según las necesidades específicas.

Estabilidad térmica: al momento de laminar el acero, este alcanza una buena estabilidad térmica, lo que significa que puede mantener sus propiedades mecánicas en un rango amplio de temperaturas. 

Buenas propiedades de soldadura: generalmente, cuando el material pasa por este proceso, obtiene buenas propiedades de soldadura, lo que facilita la unión de piezas y la fabricación de estructuras más complejas.

Fácil de trabajar: trabajar y moldear este tipo de acero resulta relativamente sencillo, lo que favorece la creación de componentes y estructuras personalizadas.

En resumen, los laminados de acero destacan como una opción versátil y robusta en diversas industrias. Su capacidad para proporcionar resistencia, durabilidad y facilidad de conformado los posiciona como una elección esencial. Por tanto, no se limitan a ser simplemente un material de construcción, sino que constituyen la columna vertebral de la infraestructura moderna, adaptándose a las diversas necesidades actuales.

Tal vez te interese leer: ¿Qué es el decapado de acero y para qué sirve?

Con esto concluimos nuestra nota sobre los laminados. Ahora, te extendemos una invitación para sumergirte en nuestro blog donde podrás encontrar más temas interesantes sobre la industria del acero y la construcción. Si requieres materiales de calidad comprobada comunícate con Aceros Torices llamando al 55 5888 2185 o puedes interactuar con el chat que aparece al pie de este sitio web. 

De igual forma, puedes rellenar el formulario que se encuentra en la página de contacto, nuestras ejecutivas de ventas te ayudarán a obtener una cotización totalmente gratuita del material que necesitas. Contamos con envíos a toda la república mexicana, así como entregas en tiempo récord. Todas ellas son personalizadas, de esta manera podrás olvidarte de que sufran desvíos o retrasos.

¡Llámanos! Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides visitar nuestro canal de YouTube, donde encontrarás todo tipo de tutoriales, tips e información de valor que te serán de utilidad en tus futuros proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *